Los médicos mantienen que las epidemias de enfermedades crónicas como el cáncer y problemas del corazón se debe al hecho de que estamos viviendo más tiempo. Esto no es cierto, es debido a la forma en que vivimos  y especialmente, los alimentos que comemos. El punto se enfatiza de nuevo esta semana por un estudio que ha descubierto que beber sólo una bebida azucarada al día incrementa sus probabilidades de enfermedad cardiaca en un 20 por ciento.

Sólo la doceava parte de bebidas azucaradas que consumimos diariamente  es suficiente para aumentar el riesgo, dicen los investigadores de la Escuela de Harvard de Salud Pública, que encuestó a 42.883 hombres de entre 40 y 75 años. Sin embargo, beber bebidas azucaradas con menos regularidad – como dos veces por semana – no parecen aumentar el riesgo.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en Occidente. Según los médicos, los factores de riesgo incluyen la obesidad, el tabaquismo, la inactividad física y la mala alimentación – y ahora tienen que añadir las bebidas azucaradas a la lista.

(Fuente: Circulation, 2012; doi: 10.1161/CIRCULATIONAHA.111.067017).