A medida que envejecemos, todos nos preocupamos por la pérdida de la memoria ¿pero hay algo que podamos hacer al respecto ahora mismo? Comer bayas cada día protege el cerebro, y puede reducir el riesgo de demencia y el Alzheimer, un nuevo estudio aparecido esta semana.

Todas las frutas de bayas, incluyendo arándanos, moras y fresas – tienen las mismas cualidades protectoras. Contienen altos niveles de antioxidantes, que protegen las células del cerebro de las actividades perjudiciales de los radicales libres, y cambian la forma en que las neuronas del cerebro se comunican.

(Fuente: Journal of Agricultural and Food Chemistry, 2012; 120203155528007).