El dong quai ( angelica sinensis ), que también se conoce como angélica china, se ha usado por miles de años en la medicina china, coreana y japonesa. Sigue siendo una de las plantas más populares en la medicina china y se usa sobre todo para las afecciones de salud en las mujeres. A esta planta se le llama “ginseng femenino” por el uso que se le da en trastornos ginecológicos, como menstruación dolorosa (dismenorrea) o dolor pélvico, recuperación o dolencias de alumbramiento y fatiga /bajas energías. También se ha usado para la vigorización de xue (que se traduce de forma imprecisa como “la sangre”) para afecciones cardiovasculares/hipertensión, inflamación, dolores de cabeza, infecciones y dolor neuropático (del nervio). A finales de los años 1800, un extracto de dong quai que se llama Eumenol se popularizó en Europa como un tratamiento para las dolencias ginecológicas. En días recientes, ha resurgido el interés en dong quai por el planteamiento de débiles propiedades similares al estrógeno que posee. Sin embargo, sigue siendo difuso si el dong quai produce los mismos efectos de los estrógenos del cuerpo, bloquea la actividad de éstos o no presenta ningún efecto hormonal significativo. Los resultados de estudios realizados en animales son contradictorios y en ningún ensayo practicado en seres humanos se han descubierto efectos a corto plazo similares a los estrógenos del cuerpo. Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de llegar a una conclusión firme. En la medicina china, el dong quai es el que se usa más a menudo en combinación con otras hierbas. Dentro de la estructura médica chino, el dong quai se usa como un componente de fórmulas para la deficiencia hepática, qi deficiencia de balance y deficiencia del bazo. Se cree que presenta un mejor efecto en pacientes con un perfil yin , y se considera una hierba de calentamiento leve. Se cree que el dong quai regresa el cuerpo al orden correcto al vigorizar la sangre y armonizar las energías vitales. El nombre dong quai se traduce como “regreso al orden” por las supuestas propiedades restaurativas que posee. Aunque el dong quai posee muchos usos teóricos e históricos según estudios realizados en animales, existen pocas evidencias que apoyan los efectos del dong quai para alguna afección. Se han realizado pocos estudios clínicos; la mayoría de los cuales se han diseñado de forma deficiente o han arrojado resultados insignificantes. La mayoría de estos estudios han analizado fórmulas combinadas de múltiples ingredientes además del dong quai, lo que hace que sea difícil determinar qué ingredientes pueden provocar ciertos efectos.

Artículo extraído de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/patient-dongquai.html